Video marketing

15 Dic

El video marketing vino para quedarse, de eso no cabe duda, pero ahora creo que toca pulir esta disciplina, ya que internet está abarrotado de videos sin sentido, absurdeces y contenido vacío.

video-marketing

Parece un concurso por llamar la atención de cualquier forma y a cualquier precio, un concurso en el cual lo único que importa es captar la atención de las personas, y digo la atención, que no el interés, lo cual es lamentable. Cada vez hay más ruido y es más difícil encontrar contenido de valor ante esta infoxicación.

Lamentablemente, esto no puede ser la excusa de los creadores de buen contenido para quedarse de brazos cruzados y decirse así mismos aquello de que “la vida es así”. ¡No! Eso no puede ser, hay que buscar la manera de hacer a un lado toda la basura informativa que existe y sacar a relucir el buen contenido y la información útil, e incluso el buen ocio, que también es necesario, pero insisto, el bueno.

Y afortunadamente existen lugares en internet desde los cuales podemos aprender a crear mejor contenido y difundirlo de manera eficaz, en este caso me refiero a contenido audiovisual y video marketing, y más concretamente a video marketing para bloggers. Hoy en día parece que todo el mundo quiere ser YouTuber, lo cual no me parece mal en sí mismo, pero ¡ojo! no confundamos ser YouTuber con usar el video en nuestros negocios/proyectos. En Diario de un Buscavidas esta máxima queda clara, lo que se enseña es video marketing para bloggers, no para ecommerce, no para youtubers… ¡para bloggers! Es decir, para personas que tienen un blog y además usan el formato video.

Ya que los objetivos de un Youtuber no son los mismos que los que tiene un blogger. La mayoría de los youtubers monetizan su canal a través de la publicidad que pueden insertar en la propia plataforma (YouTube), en algunos nichos como el de los video juegos, las propias marcas también se ponen en contacto con estos YouTubers para que estos usen/promocionen sus productos (aunque esto lo podemos ver cada vez más en otros campos), sin embargo es evidente que solo aquellos con una ingente cantidad de suscriptores y views (cantidad de veces que se ven sus videos) son los que reciben dichas proposiciones.

Mientras que un blogger, de entrada ya, su principal fuente de monetización reside en su blog, de modo que su principal tarea en YouTube es atraer a personas interesadas en su temática, para después hacerlos aterrizar en su blog y conseguir que se suscriban a su lista de correo, compren sus productos o contraten sus servicios. Sin embargo, podemos ver como muchos bloggers juegan a ser YouTubers durante un tiempo hasta que al final desisten.

Gastan su energía en tratar de conseguir visitas para sus videos, en algunos casos parece que no les importa de donde vengan esas visitas, ya que juegan al juego de conseguir atención en lugar de interés, y no solo no consiguen el tráfico que necesitan sino que el poco que consiguen está muy desalineado con la temática de su blog, por lo que tampoco generan ni ventas ni suscriptores.

El problema de raíz aquí está muy claro, han equivocado sus objetivos y por tanto su estrategia. A partir de ahí sin saberlo, están cavando su propia fosa, van desgantandose creando videos “sin ton ni son” hasta tirar la toalla creyendo que eso no es para ellos.

Así que ya sabes, si tienes un blog y usas el formato video, comienza por trazar los objetivos en video marketing más adecuados para ti y crea una estrategia de marketing de contenidos acorde a esos objetivos. Y si tienes dudas o problemas sobre cómo hacerlo y necesitas ayuda con el video marketing de tu blog, ponte en contacto con ellos (Diario de un Buscavidas).

No comments yet

Leave a Reply